Computación cuántica: la tecnología del mañana

La inteligencia artificial es el hit del momento. Las universidades del mundo están lanzando carreras y postgrados en esta área, las empresas la están implementando en sus procesos y las personas se cuestionan cómo la IA impactará sus vidas en el futuro. Sin embargo, hay otra tecnología que se asoma en el horizonte: la computación cuántica.

¿Qué es? Es la nueva generación de computadores. Hoy estos funcionan codificando la información en ceros y unos, bits. Las máquinas que están desarrollando empresas como IBM organizan y procesan datos en qubits (bits cuánticos). Cada uno de estos registra información en números del 0 al 1, o ambos a la vez. Por lo que puede procesar más datos de manera simultánea que los computadores tradicionales. Imagina resolver un laberinto, un computador tradicional iría camino por camino, en secuencia, y llegaría a la salida mediante prueba y error, lo cual podría tomar un tiempo considerable desentiendo de la complejidad del problema. En contraste, una computador cuántico puede testear todos los caminos al mismo tiempo, encontrando la salida de manera mucho más rápida, en especial en desafíos altamente complejos. Esto lo puede hacer por el principio cuántico de la incertidumbre: el valor del qubit no es ni uno ni cero, sino ambos a la vez en distintas medidas.

Esta tecnología abre las puertas a la revolución en muchas áreas, como la optimización, análisis de datos, criptografía, ciberseguridad y modelos de predicción. De hecho, en Reino Unido el Ministerio de Defensa está invirtiendo en computación cuántica para la defensa de información sensible. Si actualmente un computador tradicional tiene el potencial de hackear instituciones con fallas en su sistema de seguridad, un hacker con acceso a tecnología cuántica puede ser un peligro. Al igual que con la capacidad de resolver laberintos, estos computadores podrán encontrar contraseñas de manera mucho más eficiente, testando miles de posibilidades a la vez. La única manera de hacer frente a esta amenaza es con encriptaciones cuánticas que puedan seguirle el ritmo a los hackers.

Las aplicaciones prácticas de esta tecnología son muchas porque a velocidad de estas máquinas abre un mundo de nuevas posibilidades. Sin embargo, las limitaciones anunciadas son muchas -como por ejemplo, deben funcionar a temperatura de cero absoluto, lo cual aumenta sus costos-, pero la carrera por desarrollar computadores cuánticos es feroz. Destacan empresas como IBM e Intel. Revisa nuestro blog sobre aplicaciones reales de la computación cuántica. 

Este blog fue desarrollado en colaboración con DuTech. 

case studies

Revisa nuestro contenido