Cambio tecnológico: 5 tips para combatir su resistencia

resistencia al cambio

Como seres humanos, la mayoría de nosotros tenemos en nuestra naturaleza la idea de mantener nuestras costumbres, tradiciones y el status quo. Por eso, cuando nos topamos con un cambio, especialmente uno tecnológico que a muchos les da miedo, generamos resistencia.

Cuando lo llevamos a un ámbito empresarial, la resistencia al cambio puede ser un efecto que complique la situación de la empresa. Los cambios se están produciendo de manera cada vez más acelerada y es necesario adaptarse a esos cambios para que la empresa se haga más competitiva o incluso sobreviva. Adaptarse a eventos externos puede dar generar tensión, porque hay que hacer un cambio interno. Esto inevitablemente provocará objeciones por parte de las personas que tienen que comenzar a adaptarse. A veces les cuesta y pueden negarse a colaborar, otras veces pueden hacerlo desmotivados y quejándose o simplemente pueden acceder pero cometer muchos errores. Si se trata de avances tecnológicos, hay un miedo intrínseco de «perder el trabajo». ¿Qué se puede hacer ante esta situación? 

A continuación te dejamos 5 tips para facilitar la transición que hemos descubierto con la experiencia:

  1. Involucra a tus trabajadores el proceso de elección/creación del nuevo sistema: Pregúntales cuáles son sus dolores, cuáles son sus necesidades y cuéntales cómo este nuevo software les va a aliviar la vida. Hacerlos sentir escuchados los predispondrá de mejor manera a ser más receptivos al cambio. 
  2. Parte de a poco: no puedes esperar que de un día para otro todos se suban a digitalización. Prioriza tus objetivos definidos que puedan conseguirse con acciones concretas y a corto plazo y luego ve avanzando, de tal manera que el cambio no sea un shock, si no una progresión.
  3. Hazlos participar de las pruebas: elige a un grupo variado que represente las áreas que utilizarán el nuevo sistema y pídeles que hagan pruebas. Su feedback servirá para hacerlos sentir escuchados y también para definir si el software realmente cumple o no las metas propuestas.
  4. Busca líderes entre ellos y dales responsabilidad: casi siempre hay un trabajador que se considera un líder informal; puede ser el de más experiencia o quizás el más motivado. Búscalo, llámalo y asegúrate de explicarle por qué y para qué se están haciendo estos cambios, de tal manera que él/ella se convierta en tu embajador/a. Mejor aún, si puedes capacítalo/a en el uso del sistema, para que apoye a los demás en el proceso de adaptación.
  5. Refuerza abierta y públicamente el uso de este sistema: si el jefe no impulsa el uso del nuevo software, los trabajadores no sentirán la urgencia de comenzar a adaptarse. Tú tienes que ser el primer y más grande paladín pro-sistema para que entiendan que es la nueva realidad.

Si crees que necesitas ayuda en este proceso de digitalización, puedes saber más de lo que hacemos acá o contactarte con nosotros directamente a través de hola@twgroup.cl.

Entradas recomendadas